Resumen sobre ecomm-marketing Madrid 26/27 Oct 2011

Mi resumen sobre la feria de Ecomm-Marketing en Madrid los días 26 y 27 de Octubre.

e-commmarketing

La verdad que en todos mis años de trayectoria profesional he estado en varias ferias, he asistido al SIMO, cuando era la feria tecnológica por excelencia y otras diversas ferias de diferentes sectores; pero esta feria fue diferente!

Hace mucho tiempo que en este mundillo de las ferias no me encontraba algo interesante  y en este caso me atrevo a decir que en esta ocasión lo fue.

Para empezar, había público (que no es poca cosa), y sobre todo he visto mucha gente joven, muchos emprendedores, gente con ese entusiasmo de compartir, de enseñar los proyectos en los cuales están trabajando. Personas haciendo networking, otros retwiteando las charlas en directo para su propio público en su blog, red social o simplemente haciendo eco de lo interesante que les ha resultado la charla. He visto  stands donde la gente pregunta y comparte ideas, mucha buena voluntad por cooperar y lo más importante, ganas de hacer negocios.

Sobre las ponencias destacar que casi todas a las que he podido asistir han sido interesantes y de calidad, claro que nunca falta ese componente comercial o quien solo se ha limitado a leer una Power Point, pero en general se respiraba un espíritu muy positivo una vez que estas culminaban, incluso muchas de las charlas con aforo completo y gente escuchando desde fuera.

Podéis ver las entrevistas y algunas ponencias en la página de ecomm-marketing.

Con las principales ideas que me quedo luego de la feria, son que el comercio electrónico seguirá creciendo a un ritmo acelerado, las pataformas de e-commerce estarán cada vez más integradas a otros servicios como por ejemplo el de Magento con su plataforma Xcommerce. Además todo parece indicar que los programas de afiliación serán los nuevos brokers del e-commerce dirigiendo tráfico hacia los sitios y siendo cada vez más sociales.

El SEO y SEM ya son vitales para cualquier empresa que pretenda hacer negocios en el mundo de internet, y los medios sociales seguirán evolucionando, y aparecerán como zetas redes sociales corporativas y privadas. Los grupones también se apuntarán a los SM y evolucionaran a ser menos intrusivos. La banca empieza a dar un paso más allá brindando soluciones específicas para el sector de internet, con protocolos cada vez más seguros y múltiples plataformas de pago multimoneda y con altas prestaciones. Ni que hablar del mundo de la movilidad, todos estos servicios y plataformas ya son móviles y especulan con un gran crecimiento a partir del 2012.

Las empresas más destacables (en mi opinión) por sectores fueron:

Comercio Electrónico:

Afiliación:

SEO/SEM

Banca

Valen la pena destacar

  • Pixmania con su e-merchant, un modelo de negocio innovador.
  • Shotools, un gestor de twitter que da que hablar!

Eche en falta mucho más sobre cloud computing y software en la nube, aunque en la asociación SaaS me dieron buena información y estaban muy dispuestos a colaborar.

En fin, tenemos ante nuestros ojos la que creo será la feria ganadora del futuro. Lo están haciendo muy bien y descentralizada, así que os recomiendo una visita en próximas ediciones.

Definiciones de Cloud Computing 2010.

Os dejo un resumen del informe anual de AETIC sobre “Las tecnologías de la información y las comunicaciones en la empresa Española 2010”. Lo que me ha parecido más interesante y quiero compartir es el nuevo apartado sobre Cloud Computig. Me parece sobre todo interesante para aclarar conceptos y tener una idea clara de que es cada cosa cuando se habla de este tema.

Cloud Computing

La computación en nube está presente en la actualidad en más de la mitad de las empresas españolas que disponen de conexión a Internet (56,7%). Por el contrario, el 38,7% de las entidades afirman que no hacen uso de este tipo de tecnología.

El servicio más utilizado por las empresas que disponen de algún tipo de tecnología de computación en nube es el correo electrónico, altamente generalizado en estas entidades (93,3%). Por otro lado, el 12,5% emplea los servidores de Internet para almacenar su información y el 10% usa aplicaciones de ofimática gestionadas on-line.

En general, las empresas que aprovechan los servicios de Cloud Computing acceden a ellos de forma gratuita (83,5%). En cambio, el 12,7% de ellas paga por acceder a este tipo de servicios.

Origen de “la nube”

Los expertos consideran al Cloud Computing como una de las principales tendencias de los últimos diez años. Como causas u orígenes de dicho potencial se pueden considerar las siguientes:

• Necesidad de reducir los costes de propiedad y explotación de los servicios IT, profundizando en las soluciones de outsourcing y factorización no solo de los propios servicios sino también de la plataforma e infraestructura que los soporta.

• Aumentar el ROI de dichos costes de propiedad, utilizando las ya adquiridas y en muchos casos infrautilizadas capacidades IT para ofrecer servicios a otras organizaciones y clientes.

• Capacidad de hacer frente a picos de demanda IT, bien sea ante necesidades de modernización de los sistemas de evolución del negocio con exigente time-to-market o de gestionar grandes fluctuaciones en la capacidad de computación en los sistemas.

¿Qué es “la nube”?

Cloud Computing es una familia de servicios y soluciones incipientes y, por tanto, no cuenta con una definición homogénea. Sin embargo, los analistas y proveedores coinciden en agrupar bajo el paraguas de CC tres niveles / modalidades funcionales de soluciones:

• IaaS (Infraestructura como Servicio),

• PaaS (Plataforma como servicios),

• SaaS (Software como servicio)

Se entiende por Cloud Computing o computación en la nube como la capacidad de proveer y consumir servicios IT a través de la Red. Estos servicios abarcan todos los ámbitos de IT, pudiéndose tratar desde la capa hardware donde permite consumir capacidad de almacenamiento, computación, etc. (IaaS), hasta una capa más cercana al negocio donde los servicios provistos pueden ser gestión de clientes, reportes, etc. (SaaS), pasando por una capa software donde desarrollar y ejecutar las aplicaciones propias de la organización (PaaS).

La clasificación de las nubes se realiza en función de la accesibilidad de la misma (modelo de despliegue). Así se pueden clasificar en:

• Nube Pública. Aquella en la que cualquier organización puede subscribirse y hacer uso de la misma, la infraestructura de la nube es compartida por diferentes clientes.

• Nube Privada. Nube que provee servicios sólo accesibles desde la red de una determinada organización.

• Nube Híbrida. Se trata de una solución en Cloud que permite el uso de nubes públicas y privadas en función de las necesidades, bien sea por cuestiones relacionadas con la seguridad, disponibilidad de datos, disponibilidad de servicios, etc.

• Nube Comunitaria. Cuando un grupo limitado de organizaciones comparte una infraestructura de nube, soportada por el grupo mismo o por un tercero.

Características principales

Las soluciones basadas en Cloud Computing suelen compararse con otro tipo de soluciones que históricamente han perseguido objetivos en común, como puede ser la computación masiva o el aprovechamiento de recursos (grid Computing). Hay que tener en cuenta que las características principales de las soluciones en la nube son:

• Servicios bajo demanda. El uso, la contratación y la gestión de los servicios se realiza bajo demanda por parte del cliente, con un nivel muy bajo de interactuación con el proveedor, a través de servicios de autoprovisión y autogestión.

• Servicios medibles. El proveedor de los servicios en Cloud proporciona herramientas para el control y monitorización de los diferentes aspectos del servicio, permitiendo tarificar y facturar en función del consumo y la calidad del servicio, controlar el acceso y uso de los servicios, optimización de los recursos, etc.

• Escalabilidad inmediata e ilimitada. El uso de soluciones en Cloud permiten incrementar y decrecer los recursos de forma inmediata. Esta característica permite al consumidor obtener tanta o tan poca capacidad como necesite, creando la sensación de “recursos ilimitados”.

• Acceso ubicuo en la Red. Mediante la aplicación de estándares de red permite el uso mediante clientes ligeros heterogéneos como ordenadores portátiles, dispositivos móviles, PDAs, tablet PC, etc., pudiendo realizar el acceso a los servicios en Cloud desde cualquier lugar de la Red.

• Pool de recursos. Esta característica permite al proveedor servir a sus consumidores a través de un modelo multidestinatario. Desde la visión del consumidor se consigue la abstracción de los recursos e infraestructuras subyacentes. Y desde la visión del proveedor permite la compartición de recursos (memoria, almacenamiento, servidores, etc.), realizando un uso más eficiente.

Beneficios del servicio Cloud Computing

Los principales beneficios que se pueden obtener del uso de servicios en modo Cloud se pueden clasificar en función de dos aspectos:

• Gestión del coste. Permite una gestión del gasto más evolucionada con las siguientes ventajas:

– Más controlado, se puede optar por modelos de pago por uso, en los que el costo es totalmente controlado.

– Reducción del costo, se reduce la infrautilización de servidores para pequeñas aplicaciones.

– Reducción del time-to-market y el coste asociado a las modificaciones o nuevos requerimientos por parte del negocio, puesto que se trata de sistemas mucho más ágiles frente a los cambios.

• Gestión de la capacidad. El uso de arquitecturas Cloud está totalmente orientado a una alta flexibilidad y escalabilidad en la demanda de recursos.

– Adaptación a las fluctuaciones de las necesidades. Gracias a la flexibilidad de las arquitecturas en Cloud los departamentos de IT pueden gestionar de forma sencilla y rápida estos picos en las necesidades, sin tener que proveer a las compañías de máquinas o sistemas de almacenamiento de un dimensionamiento muy superior a la media de uso, realizando así un consumo mucho más adecuado.

– Eficiencia en el uso de recursos, puesto que estos están compartidos y cada uno de los sistemas o usuarios no necesita poseer su propia infraestructura IT.

Modelo Funcional de Cloud Computing

El modelo funcional que se propone a continuación muestra el mapa de soluciones que debe poseer la plataforma en función de los roles que interactúan con la solución:

• Consumidor de servicio. Usuario final de la solución de Cloud. El objetivo es lograr que tenga una visión de la solución con las características comentadas anteriormente de facilidad de provisión, facturación en función del uso, etc., de forma que repercutan en su negocio final las ventajas del uso de Cloud.

• Proveedor de servicio. Encargado de proveer los servicios en Cloud, debe implementar los servicios asociados a las diferentes necesidades del uso de servicios en Cloud, estableciendo un nivel de importancia alto a la gestión de seguridad.

• Integrador de servicio. Rol encargado de proveer los servicios sin necesidad de implementar la gestión de los mismos.

En este modelo funcional presentado, los consumidores de servicio utilizan los servicios proporcionados por los integradores de servicios sobre la plataforma Cloud gestionada por los proveedores.

Tipología de Servicios en Cloud Computing

Para lograr llegar a un mejor entendimiento de Cloud Computing es necesario conocer las capas en las que suelen estar enmarcados los servicios:

IaaS – Infraestructura como servicio, proporciona máquinas virtuales y otros recursos hardware y software que se pueden controlar y gestionar remotamente a través de APIs. Algunos ejemplos son: Amazon EC2 y S3, Terremark, Enterprise Cloud, Windows Live Skydrive, Rackspace Cloud.

PaaS – Plataforma como servicio, posibilita el desarrollo de sistemas mediante el uso de APIs que se pueden configurar remotamente. Este tipo de plataformas incluyen herramientas de desarrollo, gestión de configuración, herramientas para el despliegue de software. Algunos ejemplos son: Microsoft Azure o los motores de Force y de Google.

SaaS – Software como servicio, software ofrecido por un proveedor de servicios, disponible bajo demanda, habitualmente vía Internet y que se puede configurar en modo remoto. Algunos ejemplos son: procesadores de texto y hojas de cálculo, herramientas CRM, herramientas de gestión de contenidos (Salesforce CRM, Google Docs, etc.)

Fuente: AETIC 2010.

El SaaS como nuevo modelo de distribución de Software

El SaaS es  un modelo de distribución de software en donde la compañía de tecnologías de información y comunicación IT provee el servicio de mantenimiento, operación diaria, y soporte del software usado por el cliente. Es tener la información, el procesamiento, los insumos y los resultados de la lógica de negocio del software hospedado en la compañía de IT.

Esta modalidad aún está en pañales en España. Según el informe IDC de 2009 sobre la penetración del modelo SaaS, sólo el 22% de las empresas lo conocen, y tan sólo el 6% lo utilizan. La parte positiva es que el 89% de las empresas que tienen algún componente en modelo SaaS lo siguen utilizando.

En cuanto a las perspectivas de futuro, el mismo informe estima que para 2012 el 18% de las empresas españolas utilizarán el modelo SaaS y el 59% conocerán en qué consiste.

Sin embargo, actualmente las empresas siguen presentando bastantes reticencias a un modelo que no acaban de entender.

El modelo SaaS se fundamenta en una superación del modelo de software basado en la compra de licencias y en la propiedad del software. Existe una importante corriente  de adeptos que piensa que ese modelo ya está obsoleto y que lo que las empresas deben comprar son servicios, no productos. Servicios de valor añadido que resuelvan los problemas empresariales y que se centren en el negocio.

Este modelo, como era de esperar mucho más consolidado en los EE.UU., está penetrando con cierta lentitud en España. Las reticencias de los clientes a adoptar este modelo son básicamente 3:

1.       Geolocalización: ¿dónde están mis datos?

2.       Seguridad: ¿Cómo sé que mis datos van a estar seguros?

3.      Pago recurrente: ¿Por qué tengo que pagar todos los años por algo que ya tengo?

La primera de las objeciones que ponen las empresas al modelo SaaS es quizás la más fácil de rebatir intelectualmente, aunque la más difícil de vencer emocionalmente. Todos podemos comprender que es indiferente dónde se encuentren físicamente los datos de una empresa siempre que estén accesibles en la forma y manera que se desee. Y sin embargo aún sigue imperando en muchos empresarios el factor sicológico de ceder la gestión de los datos corporativos a terceras empresas. Es como digo una cuestión sicológica, cuyo principal factor de influencia es el miedo ante la (aparente) falta de control sobre la información corporativa. Contra esta sensación, esta percepción, la única receta es tiempo y evangelización del modelo.

Rebatir la objeción sobre la seguridad de los datos es mucho más fácil. ¿Acaso no estarán más seguros los datos en empresas cuyo negocio depende exclusivamente de que los datos de sus clientes estén seguros? La clave es elegir una empresa sólida, fiable y que ofrezca unos excelentes niveles de SLA. Las empresas no pueden (o no deberían) invertir en caros sistemas redundantes, complejos algoritmos de backup y protocolos ante desastres naturales. Ese sector es ya tan complejo e importante como para que haya empresas especializadas en estos sistemas. Dejemos pues que estas empresas se encarguen de la seguridad de nuestros datos para que nosotros podamos centrarnos en nuestro negocio.

La tercera reticencia, referente al pago recurrente del modelo SaaS, se basa en una falacia. Y esa falacia es pensar que al adquirir un software en modelo tradicional no existen pagos recurrentes. Como sabemos el modelo SaaS se basa en el pago por uso: a través de un pago mensual, el cliente tiene acceso al software a través de un navegador, sin tener que preocuparse de compras de licencias de software, compras de servidores para instalar el software, actualizaciones de software, mantenimiento, etc. Ese pago mensual es el único coste de la plataforma, con lo que no existen costes ocultos y por tanto las empresas pueden realizar sus proyecciones de gastos sin sobresaltos de última hora.

En un modelo tradicional se argumenta que, una vez compradas las licencias, ese software ya es propiedad del cliente y no hay otros gastos recursivos. Falso.

Para empezar, la mayoría de los programas de software (sobre todo los orientados a la gran cuenta), exigen un mínimo de entre el 18% y 20% del total de las licencias adquiridas en concepto de mantenimiento. Ese coste no es desglosable, y es recurrente todos los años.

Además, el hecho de tener un sistema de software en propiedad hace que tengamos que tener personal de mantenimiento asociado, para afrontar posibles problemas, realizar actualizaciones del software, etc., lo que supone un coste empresarial recurrente. A eso se suma que los servidores que alojan ese software deben tener un mantenimiento periódico (limpieza, optimización, etc.) lo que supone otro coste recurrente.

Cuando uno hace números, el modelo SaaS es más rentable económicamente que el modelo de propiedad.

En resumen, una vez que el mercado pueda entender y superar las iníciales reticencias a un modelo nuevo, las expectativas para el futuro del modelo SaaS son más que halagüeñas.