El gasto para publicidad en Internet se duplicará en 2012 en Europa

Un informe de la consultora Forrester Research vaticina que el gasto anual en publicidad en Internet en Europa puede alcanzar los 16.000 millones de euros en el 2012. Esta cifra supone más del doble que lo gastado por las empresas en sitios web durante 2006. El citado estudio asegura que la publicidad en Internet copará el 18% del total de esas inversiones en Europa, frente al 9% actual, gracias al aumento de usuarios de la Red.

Actualmente, el 52% de la población europea navega regularmente por Internet y pasa más tiempo frente al ordenador que viendo la televisión. El usuario medio de la Red en el continente europeo pasa 14,3 horas semanales navegando por Internet, frente a las 11,3 horas que ve la televisión y las 4,4 horas que utiliza para leer prensa diaria y revistas, según el informe.

Este incremento en el uso de Internet se refleja en que el 36% de las personas encuestadas para el estudio dijeron que veían menos la televisión por preferir conectarse a la red.

Forrester también señala en su trabajo que los buscadores de Internet seguirán dominando la venta de publicidad en la Red, seguidos de los anuncios destacados, como los banner o las pancartas publicitarias tradicionales, y de los mensajes enviados por correo electrónico.

Según el informe, después de cinco años probando la mercadotecnia en Internet, las empresas se han dado cuenta de que la Red es un medio valioso para ganar clientes y ampliar el mercado.

Fuente Diario el Pais 20/7

Carlos Pignataro

Publicidad Personalizada

En el sitio web del diario estadounidense New York Times, la publicidad que aparece en pantalla está destinada al lector en función de las páginas de internet que visitó en los días anteriores, adaptándose así a los gustos de cada uno. Estos anuncios se basan en la “elección del público de acuerdo al comportamiento”, una de las numerosas innovaciones de la publicidad en internet.Gracias a las ‘cookies’ (pequeños archivos de información), Tacoda, líder en selección del público según el comportamiento en Estados Unidos, identifica a los visitantes que en los 15 días precedentes visitaron, por ejemplo, una venta de automóviles y otro sitio que denota altos ingresos, como una revista financiera.Resultado: esos visitantes encontrarán en las páginas deportivas en línea del New York Times ‘banners’ publicitarios de un automóvil de lujo, explicó a AFP el presidente de Tacoda, Dave Morgan.Sin embargo, esta técnica sigue siendo precaria en relación con las publicidades contextuales -aquellas vinculadas los textos de las páginas vistas- que hacen la fortuna de Google, compañia que obtiene el 30% de la recaudación mundial publicitaria en internet, contra el 20% de su rival principal rival, Yahoo!Google utiliza un sistema automatizado sofisticado para colocar los ‘banners’ publicitarios, Google AdWords, donde los anunciantes pueden comprar cualquier palabra clave permanentemente. Sus publicidades aparecerán en los sitios asociados cuando los internautas escriban esa palabra en el buscador, o al lado de los ‘e-mails’ de los usuarios de Google Mail que contengan esa palabra.Microsoft y Yahoo! han ido más lejos y determinan no solamente las páginas visitadas anteriormente por los internautas, sino que hacen un cruce con los datos demográficos que hayan aportado al inscribirse a su portal o ‘software’ de correo: lugar, edad, sexo, etc.La publicidad digital individualizada está, sin embargo, en sus inicios y apunta ahora a teléfonos móviles y consolas de juego conectadas a internet. De esta manera, los comercios de una zona pueden enviar promociones a las personas que transitan por ese lugar, localizadas a través del GPS, tecnología que pronto tendrá la mayor parte de los teléfonos celulares en Estados Unidos.La publicidad se adapta también a los “nuevos sitios” interactivos y comunitarios como YouTube -en el cual las marcas colocan pequeñas publicidades que los internautas pueden reenviar a sus amigos- y MySpace, donde los usuarios detallan sus gustos y preferencias..Hasta los spots televisivos serán pronto personalizados en función de las características individuales. “Gracias a los decodificadores, si el usuario acepta compartir sus datos, podemos conocer los canales que ve. Si observa frecuentemente programas sobre perros, podemos suponer que posee uno” y que consume una marca de comida canina, explicó Tim Armstrong, jefe de ventas publicitarias de Google para Estados Unidos, que comienza a trabajar con la publicidad televisiva dirigida a un público específico.Por su parte, las emisoras de radio por satélite o internet también pueden identificar dónde se encuentra el oyente y así difundir publicidad local.