Rompiendo el paradigma, la Innovación Disruptiva.

En la actualidad se habla mucho sobre temas de innovación en la empresa, al parecer la época de turbulencias económica y los cambios en los modelos de negocios actuales hacen que cada vez más las empresas presten mayor atención a este asunto.

En este sentido considero un temamás que fundamental para la supervivencia de los ecosistemas productivos, ya sean de sector tecnológico u otros sectores, adoptar una nueva filosofía innovadora  y no morir en viejos paradigmas o productos sin una evolución natural a los tiempos que corren.

En el caso particular del software es evidente que la innovación es parte de la materia prima con la que deben contar los directivos de este sector.

Los viejos paradigmas del marketing de captación y fidelización de clientes están dejando de dar resultados, ya no vale con solo vender más de lo mismo, o seguir intentando  venderle  a un mismo cliente upgrades, más prestaciones cada vez más caras ni upseling de productos. Se necesitan cosas distintas y modelos nuevos.

Las empresas que son líderes en un mercado, cuando se enfrentan a la competencia que desea conseguir una parte de su atractivo (y rentable) negocio, suelen reaccionar añadiendo nuevas funcionalidades al producto para hacerlo más sofisticado, distinto y a la vez obtener un mayor margen de ventas.

Aquí es donde entra la innovación disruptiva, aquella que rompe con los paradigmas actuales y plantea nuevas formulas de afrontar los negocios con productos y servicios novedosos u adaptados a las nuevas generaciones de usuarios.

Muchas veces, cuando nace una tecnología disruptiva, las empresas líderes suelen ignorarla (o incluso despreciarla) porque inicialmente no supone una amenaza seria, en parte debido a su falta de madurez. Sin embargo, las innovaciones disruptivas también evolucionan como todas las tecnologías  y pueden alcanzar un punto en el que sean una alternativa atractiva para los clientes.

Aquí os dejo dos artículos muy  interesantes al respecto donde podrán ampliar información:

Innovación Disruptiva de Juan Sobejano

Blog de Mario Dehter, ya es tarde para otra innovación disruptiva?

Y también os dejo un par de videos que considero oportunos sobre temas de innovación disruptiva, que lo disfruten!

Anti innovación: Los 10 errores más comunes para no innovar.

El éxito empresarial es algo admirable y muchas veces difícilmente sostenible en el tiempo.  En este sentido los procesos de innovación juegan un papel importantísimo a la hora de transformar productos, servicios y modelos de negocios en la vida de una organización, para que ese éxito perdure en el tiempo.

Los procesos de innovación y cambios constantes son una pieza clave y muchas veces menospreciada por los directivos por mantener “la gallina de los huevos de oro” que le ha dado  el éxito y réditos durante mucho tiempo, y no mirar el largo/mediano plazo poniendo freno a la demanda exterior y dando pocas oportunidades para que la innovación surja dentro de la empresa.Así también le deja fuera de contexto sobre las necesidades cambiantes de los clientes y en circunstancias peligrosas ante los mercados altamente volátiles que sufrimos hoy día.

Algunos de los errores más comunes en los que suelen caer los directivos podríamos resumirlos en:

1. Quedarse  atrapados en un paradigma.

Esto ocurre cuando los equipos  de trabajo están tan encerrados en las viejas ideas, actitudes y suposiciones que no se toman el tiempo para analizarlos ni actualizar su metodología de trabajo, pensamientos, funciones y objetivos a medio plazo.

Los directivos deberían plantearse: ¿Qué aspectos han cambiado en nuestros clientes, el mercado y la industria?” y respondiendo a esta pregunta con un plan de acción a medio plazo que involucre a los equipos de trabajo.

2. Siempre lo hemos hecho de esa manera. 

Cuando el enfoque de la organización se desplaza a la protección del status quo, la gente deja de buscar nuevos procesos o soluciones. Cuando surgen los problemas, la gente tiende por defecto a la solución que se ve más como lo que ha funcionado en el pasado en lugar de explorar nuevas ideas o formas diferentes de hacer las cosas.

3. Jugar a no perder. 

Esto es muy habitual en empresas con un marcado liderazgo en el mercado, la protección de los activos corrientes en lugar de definir y ejecutar la estrategia centrada en el futuro, los cambios de mentalidad de la organización de “jugar para ganar” a “no jugar a perder.” Este sutil cambio de actitud tiene un profundo impacto en cómo se toman las decisiones y cómo se comportan las personas en todos los niveles de la organización.

4. Desconexión con los clientes. 

¿Tenemos tiempo para hablar con los clientes? Corremos sólo para apagar fuegos y sacar al mercado productos o servicios programados tan rápido como nos sea posible. Pero realmente, ¿hablamos con nuestros clientes? Si la empresa no está hablando con los clientes, significa que tampoco está escuchando. Y si no está escuchando, es sólo una cuestión de tiempo antes de que cuando diga algo ya no sea relevante.

5. El enfoque “crack de fútbol”

En muchas compañías, un equipo o departamento pequeño se encarga de la innovación. Eso es como preguntarle a un único ingeniero de la NASA para desarrollar una nueva nave espacial que nos lleve a Marte o perdible a un solo jugador de fútbol que nos saque campeón del mundo. La innovación requiere una combinación de habilidades y talentos de todas las áreas de la organización. No florecen en silos aislados o rincones de la organización.

6. El fracaso no es una opción. 

La mayoría de las organizaciones no toleran el fracaso. Y una vez que la mentalidad cambia a la protección de la gallina de oro, el fracaso se convierte en una profecía autocumplida. La innovación va en sentido inverso al fracaso y muchas veces es directamente proporcional.

7. No seguir una mentalidad de líder. 

Con demasiada frecuencia, los intentos de innovar se producen como respuesta a una nueva entrada en el mercado o la innovación en un competidor existente. Cuando lo normal seria que  una compañía innovadora y líder debe estar a la cabeza en vez de tratar de ponerse al día con su competencia. Averiguar y enseñarle a los clientes  donde quieren y tienen que estar en los próximos seis meses, un año y hacerlo primero debería ser la prioridad.
8. Fichajes Pobres.

Las empresas que buscan proteger su éxito, por lo general  hacen cambios muy sutiles en su política de contratación. En vez de incorporar nuevas ideas y nueva energía, la gente se contrata por su capacidad para “entrar y comenzar a ejecutar.” Lo cual es otra manera de decir que no se muera la gallina de oro.  Por lo general a medida que el nivel de talento en general comienza a disminuir, también lo hacen las nuevas ideas, y con ello la innovación y en consecuencia el éxito.

9. Falta de conocimientos técnicos. 

Los empleados necesitan disponer de las capacidades y habilidades para descubrir, evaluar y ejecutar las mejores ideas. Si no se invierte el tiempo y dinero en desarrollar esas habilidades constantemente, no se puede esperar un proceso de innovación continua. La clave esta en la formación y adquisición de nuevas habilidades por parte de los empleados.
10. Las expectativas poco realistas. 

Cuando el éxito comienza a desaparecer, los directivos comienzan a menudo a buscar una nueva idea, producto o servicio que salvará a la empresa o al menos prolongará la vida de la gallina de los huevos de oro. Este es otro de los grandes y frecuentes errores que conllevará a un fracaso estrepitoso.  La innovación siempre debe ir  enlazada directamente con la estrategia. Y funciona cuando se convierte en una forma de vida empresarial más que un evento de una sola vez. Dejar de aferrarse a los éxitos del pasado, actualizar el pensamiento constantemente,  deben ser las claves para poder prosperar en el mundo de hoy día.

Nuevos negocios con forma de tableta

Cada día que pasa encontramos una nueva noticia o presentación de un nuevo ordenador tipo  tablet  o tableta de algún fabricante, lo que significa otro competidor en un mercado recién desarrollado por un líder en innovación como es la compañía de la manzana mordida. Ciertamente este no es un producto muy novedoso, existieron varios intentos de comercializar productos similares en años anteriores pero no llegaron a cumplir sus expectativas.  ¿Pero por  qué ahora el mercado está respondiendo de forma positiva?

A mi entender es una cuestión de tiempo y evolución de los productos,  del conocimiento de las personas  y la tecnología. Hoy día estamos en mejores condiciones de entender esa  evolución natural  que puede provenir de otros productos similares como los tablet PC,  PDA,  netbooks, y  e-books. Es como si hubiesen intentado correr, antes de aprender a caminar. También  por el desarrollo tecnológico, las nuevas pantallas táctiles,  microprocesadores más pequeños y potentes, conectividad a internet de alta velocidad inalámbrica, GPS, y sobre todo el nuevo modelo de negocio planteado.

Apple nuevamente acierta en el tiempo, y por algo  es un referente en el mundo tecnológico en cuanto a productos, diseño e innovación, una empresa que no solo hace buenos productos y servicios, sino que sabe cómo crear nuevos  modelos de negocio exitosos  para su empresa y el ecosistema que le rodea y además maneja muy bien los lanzamientos de sus productos.

Si miramos el modelo de negocio de las tabletas y lo dividimos en todos los negocios colaterales que este conlleva tenemos lo siguiente:

  • venta del Hardware y periféricos
  • SO o software
  • conectividad (3G, Wifi, comunicaciones)
  • tienda de aplicaciones  (venta de software, aplicaciones  y venta de servicios)
  • Accesorios (fundas, etc)

De todos estos negocios, que se encuentran interrelacionados entre sí, la venta de servicios on-line (cloud services) tiene un enorme potencial de desarrollo. Al igual que en el mundo del software tradicional, las apps tienden a  transformarse  en un commodity,  se tiende al desarrollo open source o de forma casi gratuita por lo que el valor agregado y el retorno empresarial de estos sistemas tiene que provenir en gran medida del desarrollo en los servicios. Cada vez más los clientes buscan nuevas experiencias en torno a un producto determinado y estas deberían provenir de la mezcla de los servicios on-line y de los propios productos.

Agradezcamos el hecho de que Apple haya acertado nuevamente con esta tableta (ipad) y creado este nuevo  modelo de negocio a su alrededor, al igual que lo hizo con el iPod, iphone. Sobre todo en épocas difíciles como las que estamos atravesando, hay que ser conscientes y tener en cuenta que la innovación y los nuevos modelos generan empleo, base de una economía sostenible.

Sin duda que este es el año de estos artilugios, y del desarrollo de una industria de aplicaciones y servicios alrededor de los mismos, se abre un nuevo mundo lleno negocio para muchas empresas y desarrolladores independientes.

Carlos Pignataro