Internet, el fin de la regla del 80/20

En el verano de 1870, un matemático economista y sociólogo italiano llamado Wilfredo Pareto comienza a estudiar en su despacho de la universidad de Suiza las pautas de distribución de riqueza y rentas en Inglaterra durante el siglo XIX. Este concluyo que la distribución de la riqueza era efectivamente muy desigual en Inglaterra: la mayor parte de la riqueza iba a una minoría de personas. Cuando calculó las proporciones exactas descubrió que aproximadamente el 20% de la población poseía el 80% de la riqueza. Más aun cuando comparo esos porcentajes con los de otras naciones y regiones, comprobó que la proporción seguía siendo la misma. Pareto había descubierto que hay una relación matemática predecible entre las pautas de la distribución de la riqueza y la población, algo que llamo “law of the Vital Few” (ley de los pocos vitales).
En 1949 un lingüista de Harvard, George Zipf, descubrió un principio similar en las palabras. Observo que mientras algunas palabras se usaban muy a menudo, muchas o la mayoría se usaban pocas veces. Zipf también observo que esa relación era sin duda predecible. Y coincidía con la curva de riqueza de Pareto.
En marketing la manifestación mas conocida de las distribuciones de Pareto/Zipf es la regla del 80/20, usada a menudo para explicar que el 20% de los productos genera el 80% de los ingresos, o que el 20% de nuestro tiempo genera el 80% de nuestra productividad, o cualquier otra situación que comparta esta característica de una minoría que genera una repercusión desproporcionada.
La regla del 80/20 ha sido siempre comprendida de forma errónea, por tres razones. En primer lugar, esa proporción casi nunca es exactamente 80/20. la mayor parte de los mercados de gran inventario tiene una proporción de 80/10 o incluso menos (nomás del 105 de los productos genera el 80% de las ventas). Pero si nos preocupa que el 80/10 no sume 100, descubriremos la segunda confusión acerca de la regla. Las cifras 80 y 20 son porcentajes de diferentes cosas, por eso no tienen que sumar 100. Una es un porcentaje de productos, la otra un porcentaje de las ventas. Peor aún, no hay ninguna regla convencional sobre cómo expresar la relación entre los porcentajes ni qué variable se mantiene constante. Decir que un mercado tiene una proporción de 80/10 (10% de los productos genera el 80% de las ventas) puede ser lo mismo que decir 95/20 (20% de productos que genera el 95% de ventas.
La gente la interpreta mal porque se usa para describir diferentes fenómenos. La definición clásica es sobre productos e ingresos, pero la regla vale también para productos y beneficios.
Uno de los errores mas graves en suponer que la regla del 80/20 es una invitación a producir solo el 20% de los bienes que generan la mayor parte de las ventas. En esta nueva economía donde Internet juega un papel muy importante como nuevo canal de distribución no podemos producir solamente el 20% de los productos. Aun cuando ese 20% genere el 80% de los ingresos, esa no es razón para dejar de producir el otro 80%. Los nuevos mercados on line con una curva de demanda mucho más aplanada y con una cola mas larga, donde los costes de inventarios son bajos, nos incentivan a producir de todo, prescindiendo del volumen de ventas. Quizás, con buenas búsquedas y recomendaciones, un producto situado entre el 80% de los menos populares puede pasar al grupo del 20% de los mas vendidos.

Fuente: The Long Tail, Chris Anderson

Anuncios

Las 7 reglas del marketing de artículos

Hoy en dia, el marketing mediante contenidos editoriales es una variedad de comunicación muy explotada, sobre todo, para aparecer orgánicamente en las listas de resultados de los buscadores. En este artículo, escrito por Brandon Cornett, se desglosan las siete claves para aprovechar bien esta estrategia de marketing y comunicación.

1. Los artículos tienen que ser obras originales. Los sitios web de distribución de contenidos no permiten el plagio. Pero además, hacer los deberes supone convertirse en una autoridad en esa especialidad y ganarse un respeto entre la audiencia.

2. Los artículos tienen que estar bien escritos. Lo que no significa que sean obras maestras literariamente hablando, sino que sean legibles, gramaticalmente correctos y que estén bien estructurados.

3. Los artículos tienen que ser útiles. Si son útiles, se verán multiplicados, republicados, reseñados, incluso plagiados, por toda la red.

4. Los artículos tienen que estar relacionados con los servicios que ofrece la empresa. Si no, no sirven para el marketing de la empresa.

5. Los artículos deben llevar a los lectores al sitio web de la empresa. Es otra de las finalidades principales del artículo, dirigir al posible cliente al sitio web de la empresa, es decir, hacer que de alguna forma entre en contacto, si no por la web, por un email.

6. Los artículos deben animar al lector a entrar en acción: que visiten la web, que pidan información, que se suscriban a un newsletter…

7. Hay que publicar artículos con regularidad. El article marketing debe formar parte de las estrategias de comunicación y marketing de la empresa.

Brandon Cornett

Generación Marketing

Bienvenidos al mercado mundial, la coctelera del siglo XXI. Un lugar donde se comercializa productos conocidos y reconocidos en todas partes, donde no hace falta viajar para tener productos de todas partes del mundo. Internet, la telefonía móvil, las tarjetas de crédito y los operadores logísticos han coincidido en una conjunción capaz de cambiar nuestro sentido del espacio y del tiempo, nuestra capacidad de compra, nuestras empresas, y hasta las relaciones interpersonales.

La expansión del Capitalismo y con este la consecuente expansión de la oferta, nos ha traído un aumento de la competitividad. Hay mas donde elegir y es muy fácil de acceder a casi cualquier producto.
En esta coctelera del siglo XXI estamos inmersos todos los que conformamos la Generación Marketing (GM).

Bajo esta situación, las empresas tienen que agudizar su creatividad para sobrevivir a unos mercados globales que devoran a las empresas que no se adaptan a las nuevas necesidades. Agudizar el ingenio, crear nuevos productos y conseguir a los mejores talentos es la nueva misión de la empresa. Una misión que supone un mayor compromiso de parte del trabajador, dilatando la jornada laboral y consiguiendo cada vez menos tiempo para la familia.

Es en este entorno la educación se comienza a delegar a instituciones, trastocando el concepto de “instrucción” con el de “educación”. Así es como vemos cada vez más extendida la delegación de la responsabilidad educativa sobre los centros escolares y universitarios. Llegamos así a una proliferación de centros de educación privados, cada vez más existen más titulados, mas MBA´s como si lo que primara en este mundo fuere la obtención de diplomas colgados en la pared de la casa y la acumulación de conocimientos a veces innecesarios.: “un MBA es el lugar donde se transmiten enseñanzas impropias a personas inadecuadas” Henry Mintzberg.
La delegación de la educación en instituciones educativas por falta de tiempo da lugar a sentimientos de culpa que se alivian a base de complacer la sed de consumo. La paternidad complaciente suple su ausencia con dinero.

La GM vive una época en que felicidad y éxito se transforman y reducen a disfrutar de buena salud, ganar dinero y tener tiempo para consumir y consumir cada vez más.
La expansión del capitalismo y la creciente competitividad, la aparición de miles de nuevos productos y de reinvenciones de productos ya existentes, hacen que la distribución de productos y servicios sacie la sed de consumo de la GM.
Este consumismo que se plasma cada vez más en días especiales propicios para el consumo, dia de la madre, el padre, el abuelo, reyes, rebajas de verano e invierno, etc etc. Comprar se ha convertido en un vicio y en una terapia, almacenar trastos con o sin sentido, es una moda. El ocio consiste en maneras distintas de comprar bienes y servicios. Comprar se ha transformado en una manera de divertirse, de estar con la familia, de pasar el tiempo, una forma de ser.

A nivel empresarial la necesidad de estimular el consumo da lugar a grandes esfuerzos y a una proliferación de los mecanismos persuasivos. Muchos espacios urbanos han llegado a transformarse en soportes publicitarios. Los Medios de comunicación comienzan a estar saturados de anuncios.

La sociedad de la GM se trasforma en un modelo donde prima la movilidad y la importancia de estar conectado. La integración de tecnologías diversas hace posible tener acceso a la información y a la comunicación con otras personas, con independencia del momento y lugar donde se encuentren. Y la publicidad, presente en todas partes y con diversos formatos, se adapta a cualquier medio para cumplir sus propósitos persuasivos.
Ni si quiera la falta de dinero impide el avance hacia el consumo, se trata de consumir a cualquier costa. “disfrute ahora, pague después” las tarjetas de crédito y debito salvan ese pequeño escollo que se interpone a la regocijante experiencia de consumir, vivimos en un mundo de gratificaciones inmediatas.
Todo lo que rodea a la GM es una proposición de venta, una posibilidad de compra, sin límites, sin distancias, ni siquiera el dinero se interpone al acto de consumir.

El perfil de la nueva juventud de la GM es de Ganar poco, pero con estilo, una posición ante la vida caracterizada por la búsqueda de la gratificaciones inmediatas y emociones intensas que exijan poco o ningún esfuerzo. Con salarios que apenas rozan los 1000€ la GM se sumerge en la filosofía de la “calidad de vida”, entendiendo por esta la posibilidad de consumir todo producto que las grandes empresa dominantes del mercado nos imponen sin plantearnos la verdadera necesidad de los mismos, la play station 3, la wii, los móviles de ultima generación, GPS, PDA´s y así una lista sin fin de aparatos para hacernos la “vida mas placentera”.
Esta GM se sumerge delante de la “caja tonta” (TV) que hace olvidar y no hace pensar, en la cual no es necesario actuar, no exige nada y, sin embargo, divierte, entretiene e informa al tiempo que nos hace llegar un mensaje expresado de mil maneras distintas: consume y sé feliz.

Esta generación busca sensaciones nuevas, que contribuyan a crear una determinada imagen de nosotros mismos y ante los otros, además de experimentar vivencias inmediatas de manera inmediata. Las inquietudes, aspiraciones, sueños y actitudes ante las cosas de quienes se iniciaban en la vida adulta hace tres décadas parecen haberse desvanecido en una sociedad de consumo en la que han surgido posiciones más acomodativas que sustituyen a las anteriores.

El panorama esta claro, el sistema capitalista no da para mas, necesitamos imperiosamente un cambio, una profunda reflexión de la que emanen los propósitos concretos para ser acometidos en el presente y en el futuro mas inmediato. Como dijo Jean Paul Sartre “Soyons réalistes, demandons l`impossible” (seamos realistas, busquemos lo imposible). La sociedad necesita una reflexión profunda de la que emane una definición de consumo valida para una vida solidaria y comprometida, consciente y responsable.

Fuente: Generación Marketing
La sociedad entre la codicia y la indolencia. (Molero, Víctor; Editorial ESIC)

Por qué usar vídeos virales en marketing

La agencia Feed Company publica en su web un white paper en el que muestra cómo y por qué los anunciantes usan cada vez más el social video marketing, es decir los vídeos virales. Con social video marketing, Feed company se refiere al “contenido en vídeo, de naturaleza viral y que es adoptado por los usuarios y compartido en redes sociales de vídeo, como YouTube o MySpace Video”. El informe afirma que el vídeo viral se vuelve mainstream, los anunciantes han empezado a interesarse por él después de ver hitos como Evolution (Dove) o Un-pimp my ride (VW).
El texto no facilita datos concretos, pero sí detalla una serie de claves para llevar a cabo las mejores prácticas del sector en lo que se refiere a marketing social por medio de vídeos.
· Hay que distinguir lo que es viral de lo que no lo es.
· Hay que buscar la integración de medios, y destinarle presupuesto.
· El contenido del vídeo y la creatividad de la campaña tienen que ser congruentes.
· Hay que intentar entrar en la conversación.
· Hay que establecer las métricas de antemano.
El informe destaca del marketing social sus posibilidades de multiplicación exponencial del efecto. Todo depende de que los usuarios se envíen los contenidos entre sí. A mayor viralidad, mayor ROI. Y cada vez hay más usuarios que visitan sitios web de vídeo: si en diciembre de 2005 23,5 millones de usuarios únicos visitaron los 20 sitios principales de vídeo online, en diciembre de 2006 el número de usuarios únicos subió a 58 millones. Esto son enormes audiencias potenciales.
Las razones por las que utilizar el marketing viral como parte de la campaña de marketing en los tiempos de YouTube son:
· Su enorme audiencia
· Su actual crecimiento
· La conversación se da en dos direcciones
· Es inmediato
· Es donde están los consumidores
Una conclusión importante: los usuarios prefieren formar parte de la campaña a sentir que se les está vendiendo algo. Además, aunque en internet la atención sea más volátil, las historias interesantes y los contenidos temáticos pueden retenerla.
Aquí se puede
descargar el informe.

Los Ingresos del Mobile Marketing siguen creciendo.

Según un artículo publicado por El Pais (citando como fuente a la Asociación de Empresas de Servicios a Móviles – AESAM) en España son más de 4 millones y medio los clientes que utilizan los servicios de pago de la empresas de contenidos y servicios para el móvil. Estos 4,5 millones de clientes suponen algo más del 10% sobre número de líneas que, según la CMT, hay dadas de alta en España.El negocio generado por los 600.000 mensajes gestionados por empresas de mobile marketing supero la cifra de los 350 millones de Euros en el 2005, un 60% por encima del año anterior. La mayor parte de estos ingresos (99,8%) sigue estando en manos de los denominados mensajes Premium o sobre tarificados, es decir, las opciones de facturación que los operadores ofrecen a los diferentes players del mercado para los mensajes SMS y MMS por encima de su precio comercial habitual (0,15€ los SMS y 0,30€ los MMS). El origen de este tipo de mensajes está precisamente en la demanda de estas empresas de poder disponer de un sistema más flexible de facturación que no obligara al usuario al envío de múltiples mensajes para, por ejemplo, descargar distintos tipos de contenidos para el móvil, la participación en concursos y promociones o los envíos masivos de mensajes cortos o multimedia (Push). El mismo artículo cita la consultora GAPTEL para completar esa cifra con otros 525 millones de euros adicionales en concepto de navegación (tráfico de datos), votaciones y otras descargas. Destaca un crecimiento del 800% en cuanto al uso de alertas. En el estudio que os presentamos hace unos días un 27,6% de los encuestados afirmaron usar este tipo de servicios. Entre los tipos de alertas que se destacaban estaban los que ofrecen las entidades bancarias a sus usuarios como garantía de seguridad por ejemplo en el uso de tarjetas y que en ocasiones son incluso gratuitos. Una de las cosas que me han llamado poderosamente la atención es el proceso de concentración que en manos de multinacionales está ocurriendo en este sector. De hecho muchos de los principales actores del mercado ya son multinacionales como: Movilisto integrada en el grupo británico iTouch, Mobile365, recientemente renombrada Sybase365 tras la fusión entre InphoMatch y Mobileway o Mediafusion que ha pasado a ser JetMultimedia tras la adquisición de esta multinacional francesa. Está claro que se trata de un mercado en pleno crecimiento donde es probable que halla demasiadas empresas intentando hacerse un hueco y parece plausible que este proceso de concentración e internacionalización siga siendo la tónica habitual del mercado. Espero con mucho interés que se publiquen las cifras al cierre del 2006 para comprobar como continua crecimiento el mercado y quienes son los que se están llevando las porciones más importantes del pastel.
Fuente: http://www.zeddigital.es/