Reflexiones de viernes…

Luego de la infoxicación viene la calma….  y empieza el fin de semana.

Al parecer, en el mundo que viene viviremos rodeados de tabletas, esta afirmación la hizo nada más ni nada menos que el padre de la primera de ellas el Sr. Jobs.(Apple) Según este, el PC tenderá a desaparecer y nos quedaremos con estos bichejos… ¿será verdad? A esta afirmación ha replicado rápidamente el Sr. Ballmer (Microsoft), diciendoque hay PC`s con Windows para rato y que si pensaba la muerte de estos que estará hablando de los Mac.

Yo creo que Jobs no va  mal rumbeado,  la vedad que muchos fabricantes ya anuncian sus modelos de tabletas. Esto de ser un líder tiene sus ventajas,  tal como proponía  Robert Merton,  Apple sabe como  aplicar eso de las profecías autocumplidas, lo hizo con el Ipod, luego con el  Iphone y los móviles táctiles y ahora con las tabletas Ipad. Pero,  ¿este hombre no para?  Por si fuera poco, tendremos iphone 4G en pocos días, se espera que lo presente el mismo Jobs el 7 de junio en la conferencia de desarrolladores de Apple. Algo que muchos estamos esperando luego de la gran difusión que está teniendo el asunto y después de los escándalos que se ha marcado la compañía  con  la supuesta “ distracción” por un “despistado” empleado de la compañía que olvido su prototipo en un bar después de unas cañitas ye ste fuera publicado en un blog de tecnología. Realmente no me creo lo de la distracción, estos de marketing cada vez son más creativos a la hora de generar expectativas entre los maqueros.

Por cierto, los empleados de Foxconn (fabrica de Apple en China) parece que han conseguido un 20% de aumento, esperemos que esto de los suicidios como reivindicación laboral no se ponga de moda!

Al parecer Facebook  se puso las pilas y  ha cambiado  la configuración de la  política de protección de  privacidad de la que es hoy día la mayor red social del planeta. Luego de su integración con Spotify la red intenta solucionar un problema que no es menor y que trae de cabeza  a sus creadores. En la acera de enfrente, Myspace, la primera  red social (de la era de Second Life, fotolog, friendster) desbancada por FB, dice que piensa reinventarse para conseguir nuevamente volver al liderazgo. Su estrategia se basara en la música y expresiones artísticas (obvio) y lo que proponen suena muy similar a lo hecho por FB con Spfy, poder compartir creaciones con otros usuarios, una nueva interfaz mas rápida y algunas novedades más.

El Tuenti  se vuelve jugón, todavía en fase beta, presenta un primer catálogo de 20 juegos de diferentes categoríaslos, estos se articulan como uno de los activos fundamentales de su ecosistema y  promete dar mucho “juego” as sus usuarios.

Por último y no menos importante, Skype se podrá utilizar en redes 3G, algo que llevábamos mucho tiempo esperando y que creo será el futuro de la telefonía. Estoy convencido que las operadoras terminaran cobrándonos una única tarifa que incluye, banda ancha de datos y voz,  donde se utilizara indistintamente la telefonía tradicional y la IP. Sera cuestión de esperar….

Asi está el mundo amigos…. buen fide!

Anuncios

Ni iSlate, iTablet o iSlab, llega iPad!

El mundo quería una tableta. Y Steve Jobs creó una. Pero no una tableta cualquiera. El consejero delegado de Apple creó el iPad, un nuevo tipo de producto en sí mismo. Con sus virtudes. Con sus defectos. Llamado a revolucionar el mundo de la tecnología. Ese dispositivo de 10 pulgadas (25 centímetros) tiene ahora ante sí una tarea de titanes: impulsar el mercado de los libros digitales, hacer de la prensa online un negocio rentable y atraer a las generaciones adultas a las nuevas tecnologías. Se le atribuyen todo tipo de bondades. Se esperan de él milagros. Ha suscitado, en cuatro días, reacciones de devoción y decepciones amargas. Del iPad se espera una revolución.

 

La cuestión es si Apple ha presentado algo nuevo. Las tabletas existen casi desde que existen los ordenadores. En la película 2001: Odisea del espacio aparecía un prototipo similar al que mostró Jobs. Y precisamente en 2001 Bill Gates presentó otro prototipo de tableta para el que se creó un sistema operativo específico, pensado para convertir la escritura manual en texto digital. Actualmente, fabricantes como Asus, Toshiba o Lenovo fabrican tabletas.

Y aún así la de Apple ha generado todo tipo de reacciones. En su presentación, Jobs logró que le acompañaran representantes de uno de los diarios más prestigiosos del mundo, The New York Times, y de una de las mayores empresas de juegos online, Gameloft. Ha conseguido que, una semana antes del acto del miércoles, Amazon anunciara que abría su lector Kindle a aplicaciones de terceros, para dotarlo de más dinamismo. Y cinco editoriales se han ofrecido a formar parte de la nueva tienda de libros de Apple, iBooks: Hachette, Harper Collins, Macmillan, Penguin y Simon & Schuster.

Apple mueve montañas. Ha revolucionado el sector al presentar algo que ya se había fabricado pero, a la vez, ha logrado que el iPad, con sus particularidades, cree una categoría nueva en sí misma. Esta capacidad emana, en gran parte, de un hombre al que la revista The Economist retrata esta semana como un santo, mostrando a la humanidad la tabla (el iPad) de la ley: Steve Jobs, cofundador de la empresa y ausentado de ella a mediados de los ochenta, el hombre que volvió a tomar sus riendas en 1996 para producir, en serie, el iMac, el iBook, el iPod, el MacBook y el iPhone. Todos ellos, con un denominador común: “Simplicidad, elegancia, facilidad de uso, prestigio, y sensación de integración”, explica Geoffrey Long, analista y profesor de nuevas tecnologías en el Massachusetts Institute of Technology. “Se ve a Apple como una marca de lujo, aunque la elevada difusión del iPod y el iPhone la convierten en un lujo que mucha gente se da el gusto de tener. Cuando Jobs sube a un escenario y dice que algo funciona, la gente lo compra”.

Jobs tiene una forma inteligente de sorprender a la competencia y a los consumidores. “En el mundo de la informática, normalmente, se anuncian los productos con meses de antelación” explica el analista Mike McGuire, de la consultora Gartner. “Durante décadas, las empresas han anunciado los productos informáticos con suficiente antelación como para que las familias organizaran sus presupuestos y pudieran permitirse comprar un nuevo dispositivo”. “Apple es otra historia”, clarifica. “Usa el factor sorpresa. A excepción del iPhone, ha mantenido sus últimos productos en el más estricto silencio. Y tuvo que anunciar el iPhone porque, cuando lo registró como un teléfono en la Comisión Federal de Comunicaciones de EE UU, en 2007, la documentación al respecto quedaba al alcance de cualquier ciudadano. Al no informar de sus productos antes de vender sorprende a la competencia con el paso cambiado y no deja al consumidor tiempo para reaccionar. Apple tiene claro que si alguien se plantea una compra dos veces, puede que no la llegue a completar. Por eso, en su estrategia no queda espacio para la planificación. Apela al consumismo más primario”.

De ese modo, es cierto que los medios y los consumidores llevaban años pidiéndole una tableta a Apple. La expectación ha sido tan grande, el listón tan alto, que la decepción era inevitable. Daniel Indiviglio, en The Atlantic, dice que el iPad “es como si un iPhone y un Kindle tuvieran un hijo, y le hincharan a base de esteroides”. En la página Gizmodo, como en otras, se le critica que no sea compatible con Flash (unos gráficos que utiliza la inmensa mayoría de páginas web) y que no disponga de cámara. En Wired, un sitio web de culto para los amantes de la tecnología, se dice que “lo que Steve Jobs enseñó es, de hecho, poco más que un iPhone gigante. Un iPhone gigante que no sirve para llamar por teléfono”.

De todos modos nadie le puede reprochar nada a Jobs o a Apple, porque lo único que ambos dijeron en los pasados meses sobre el iPad fue: “Ven a ver nuestra última creación”. Apple no emitió un solo comunicado, ni produjo un solo anuncio publicitario o compró página alguna de publicidad.

“El iPhone no es perfecto para la generación del baby boom (que ahora cumple entre 45 y 65 años)”, publica Gizmodo en una entrada titulada El iPad de Apple es para ancianos. “La pantalla y el texto son demasiado pequeños para los ojos de los mayores, el teclado es demasiado pequeño para escribir con comodidad, convirtiéndolo en algo inútil incluso para las tareas administrativas más básicas”. El iPad sería, por tanto, un lector y reproductor multimedia para gente que no esté cómoda con los reducidos tamaños de las nuevas tecnologías y que no piense sólo en la portabilidad.

Ese puede ser el secreto del iPad, la clave de su posible éxito y la razón por la que podría salvar el futuro de los medios tradicionales, ansiosos por encontrar una forma de mantener a sus lectores y su publicidad a través de Internet. La prensa necesitaba ese tipo de esperanza. En un año, la crisis en ese sector ha obligado a cerrar 120 periódicos y ha dejado sin empleo a 21.000 trabajadores. El número de lectores desciende a diario. Según una reciente encuesta del Pew Research Center, sólo un 25% de los estadounidenses lee el diario en papel con asiduidad. En 2006 esta cifra era del 34%. Esa encuesta habla de un “vacío generacional” entre los lectores de prensa: un 55% de los nacidos antes de 1946 lee diarios, en papel o en la red. Esa cifra se reduce a un 42% para los nacidos entre 1946 y 1964, y a un 33% para los nacidos entre 1965 y 1976.

Y, de repente, ha llegado el iPad, que “une lo mejor de la prensa escrita con lo mejor del digital”, según un directivo de The New York Times, Martin Nisenholtz, que presentó la aplicación de su diario para esa tableta junto a Steve Jobs. Su compañera en el mismo medio, Jennifer Brook, aseguró en ese mismo acto haber capturado “la esencia de leer un periódico”. Decía esto mientras pasaba hojas en la pantalla del iPad. Como si fueran de papel. Porque el formato de 10 pulgadas del iPad lo permite. “Y permite diseñar el diario a la medida de cada uno, cambiando columnas, reformateándolo”, añadió.

Para el Times, un iPad puede ser, de hecho, un sueño hecho realidad. Al fin y al cabo su aplicación para el iPhone se ha descargado ya tres millones de veces. A eso hay que añadir las monumentales cifras con las que se presenta Apple a sus posibles socios: 125 millones de cuentas de iTunes, con la información de 125 millones de tarjetas de crédito almacenadas en sus servidores, listas para ser cargadas con un solo clic por noticias sueltas o suscripciones mensuales. Teniendo en cuenta estos factores, es lógico que el Times anunciara el 21 de este mes que cobrará por sus contenidos online, algo que podría entrar en una amplia estrategia para reinventarse aprovechando la comercialización del iPad.

“Esta puede ser una señal para que los editores de periódicos, revistas y libros inicien la creación de una nueva generación de contendido multimedia, diseñado para ese tipo de tabletas”, explica Ben Bajarin, estratega jefe de la consultora Creative Strategies. “Por primera vez, el sector puede tener ante sí la posibilidad de un modelo de negocio online rentable, que no sea totalmente gratuito. El modelo actual es imposible de mantener. Los medios ofrecen de forma gratuita en la Red contenidos que antes vendían. En principio se pensó que un modelo basado exclusivamente en la publicidad sustentaría el negocio. Pero no ha sido así. Ahora tienen la oportunidad de ofrecer un nuevo formato informativo online, a través del iPad y otros dispositivos, por el que cobrar y aumentar beneficios o salir de pérdidas”.

Hay una diferencia sustancial entre el iPad y sus dos ilustres predecesores, el iPhone y el iPod. Nadie dio a éstos por ganadores antes de que nacieran. Muy pocos supieron ver la revolución que representaban. Y hoy, Apple ha vendido más de 42 millones de teléfonos y 240 millones de reproductores de música. Al iPad, en cambio, todos quieren verlo como ganador. Y sus riesgos de ser un fracaso son mayores. El anonimato suele ser el mejor aliado de los triunfadores.

  


¿Spotify para el iPhone?

El servicio de música Spotify, nacido en Suecia pero que se ha convertido ya en uno de los fenómenos de Internet en Europa y EE UU, está listo para asaltar el iPhone. Según un artículo de la web TechCrunch, los chicos de Spotify han elaborado un vídeo en el que muestran cómo funciona la nueva aplicación de esta web musical para el dispositivo de Apple. El programa podría estar listo en las próximas semanas.

Una de las atracciones del servicio es que funcionará incluso sin conexión; la aplicación guarda la cache (una serie de datos que quedan en el dispositivo después de entrar a una web) y permite disfrutar de las últimas canciones sin estar en Internet.

Apple ya ha permitido que un servicio de radio por Internet, Last.FM, tengo su propia aplicación para el dispositivo, pero Spotify actúa de forma diferente: reproduce las canciones que el usuario desea en cada momento, por lo que es muy parecido al servicio de iTunes de la compañía de la manzana.

Pero según señala TechCrunch Apple ya tiene suficientes ganancias con su tienda online, por lo que Spotify no sería ninguna amenaza real; además, el servicios de música por Internet requerirá una suscripción premium para poder disfrutar de ella desde dispositivos móviles.
Via: El Pais

iTunes vende mas música que Wall Mart

Apple® ha anunciado que la iTunes® Store (www.itunes.com/es) ha superado a Wal-Mart convirtiéndose en la tienda de música número uno en EEUU, según los últimos datos de NPD Group*. Con más de 50 millones de clientes, iTunes ha vendido más de 4.000 millones de canciones y ofrece el mayor catálogo de música del mundo con más de seis millones de canciones.
“Lanzamos iTunes hace menos de cinco años, y se ha convertido en el vendedor de música número uno del mundo”, dice Eddy Cue, vicepresidente de iTunes en Apple”. Estamos entusiasmados y queremos agradecer a todos nuestros clientes que nos hayan ayudado a alcanzar este increíble hito”.
* Basado en los datos del estudio MusicWatch de la firma de investigación de mercados NPD Group que analiza las compras unitarias de los consumidores realizadas durante la semana anterior, contabilizando un CD como equivalente a 12 temas musicales y excluyendo transacciones inalámbricas. La iTunes Music Store se ha convertido en el mayor vendedor de música en EEUU por el volumen de música vendida en los meses de enero y febrero de 2008.