¿Hacia un futuro “aplicado”?

Al parecer  en un futuro no muy lejano tendremos prácticamente una aplicación en nuestros dispositivos móviles para casi todo lo que queramos.

La Apple Store cuenta ya con más de 100.000 aplicaciones y el  android market con más de 50.000. Según un sondeo de la consultora Gartner estimó que los usuarios de telefonía móvil descargarán unas 8 mil millones de aplicaciones en el transcurso de 2010. Pese a que el 80% de esos programas son gratis, esto representa una recaudación de 6 mil millones de dólares.

¿Cómo se ha llegado a estas cifras tan rápidamente?

Un modelo prometedor con un crecimiento exponencial  desmedido.

El modelo de este negocio se apoya en las espaldas de los desarrolladores independientes. Para que trabajen contentos y se esmeren a fondo, por lo general, se les concede el 70% del precio de venta. Las excepciones son BlackBerry, que los premia con el 80% de las regalías y las tiendas de terceros, que bajan hasta un 60%

Cuanto más popular es la plataforma, más interés despierta entre los programadores. Así, hay un 70% de los que producen para iPhone que en los próximos 6 meses, planean hacerlo también para Android. Mientras que a la inversa, hay un 48% de Android que van a fabricar para la competencia. A la vez, los datos obtenidos por un estudio de AdMob, revelan que Symbian es una de los sistemas operativos que generan menos atracción. Seguiremos viendo rodar cabezas en el gigante finlandés!

¿Pero realmente necesitamos tantas aplicaciones? ¿Cuántas aplicaciones usamos?

Hablar de 100,000 aplicaciones me  lleva a pensar en cuántas de ellas en verdad son necesarias como tal. Yo como heavy user de iphone desde hace 3 años  creo que no uso más de  20 con asiduidad y otras 10 esporádicamente, si bien tengo descargadas en total unas 50 aplicaciones. Esto me lleva a reflexionar sobre cuán sostenible es este modelo para el mercado y los desarrolladores. Si bien los mercados son imperfectos y siempre existe hueco para nuevos actores, no creo que se mantenga un crecimiento como el estimado durante mucho tiempo. Aquí entraran a jugar los objetivos y los presupuestos (si es que los tienen) de estas startups avocadas al negocio de la creación de apps.

¿Estaremos  viviendo otro  boom al igual que en el año 2000 con las .com, una burbuja de aplicaciones?  Existen cada vez más empresas de desarrollo  de aplicaciones para dispositivos móviles, ¿pero estas son rentables? ¿Tienen un plan de futuro, o simplemente están en el negocio por moda u oportunidad?

¿Que nos deparará el futuro de la movilidad?, si bien es incierto pinta que habra moviemiento.

Pan, Circo, Crisis y Futbol.

Desde hace aproximadamente 9 años que vivo en Madrid, algo que hice prácticamente sin querer, una aventura que comenzó luego de un  extenso viaje de fin de curso que duro prácticamente 7 meses y en el cual  tuve la oportunidad de conocer muchos países de varios continentes con mis compañeros de carrera y amigos de siempre.  

Por esa época, en mi país (Uruguay) y en la región, sucedían cosas similares a las que hoy día están sucediendo en Europa y en particular España,  como si esta película la hubiese visto anteriormente pero en otro continente y con otros actores.  ¿Será que la vida al igual que la economía es cíclica?

Por aquellos tiempos se vivía  el mundial de 2002, el euro empezaba su rodamiento en Europa y la crisis financiera azotaba Latinoamérica  acusando el efecto tequila y Asiático. Esto provocó el colapso del sistema financiero que desembocó en el famoso “corralito” Argentino y que generó un  efecto dominó en toda la región. 

Se fueron a  la quiebra varios bancos comerciales  de la zona, y muchas personas perdieron  de forma repentina los ahorros de toda una vida. También por esos tiempos se desplomaban las bolsas latinoamericana y americana (que es de referencia  por aquellos lugares) y los niveles de desempleo tocaban máximos históricos  llegando al  30% de la PEA,  la inflación superaba los 2 dígitos.

Por otro lado se sucedían varios escándalos por casos de corrupción en el gobierno, paros generales de casi todos los sindicatos laborales  y unos valores inmobiliarios que se desplomaban  rozando valores muy por debajo de los que tenemos actualmente.  

¿Les suena a algo esto?

Manifestando la Crisis año 2002

Por esa época y en el campeonato del mundo de Corea Japón, uno de los damnificados por la aquella crisis conquista el máximo galardón de ese evento, el gigante de la región se hace con su quinta  copa del mundo.

¿Será  que existiese una correlación  inversa entre el deporte y la economía?

Brasil Campeón 2002

Últimamente en España estamos viviendo en una euforia mediática futbolera y deportiva en general,  lo cual a mi entender, ayuda a  disimular los males de un sistema económico que atraviesa uno de los peores momentos de la historia de Europa, incluso con algunos indicadores a valores comparables de la época de la post guerra.

Si España saliese campeona del Mundo  (en caso de no ser Uruguay seria una satisfacción enorme) tendremos diversión -distracción- hasta finales de año,  festejos hasta luego del verano, llegan las navidades y se nos fue el 2010…

Por detrás de toda esta alegría, pasaremos un ajuste fiscal  importante, un incremento del IVA, con la consecuente retracción del consumo, una retracción sobre la inversión pública,  valores inmobiliarios  que continúan desplomándose, mentiras encubiertas sobre datos económicos, inestabilidad y desplome de las bolsas,  además de la caída del Euro hasta el punto de dudar sobre su futuro, el desempleo en aumento…  etc etc…

Toda esta euforia deportiva viene más que bien para ganar tiempo,  que es lo que el gobierno necesita,  tiempo para que el capitalismo cumpla su propio ciclo, tiempo para hacer los deberes y los ajustes necesarios de cara a retomar la senda del crecimiento económico. Tiempo para tomar medidas que a nadie le gusta. Y cuanto más distraídos estemos mejor!

Pero quedaros tranquilos, que es bien sabido que  las crisis económicas son cíclicas, y que como muchos otros males, pasan. Luego de años y de mucho sufrimiento por los ajustes,  América Latina parece que ha  encontrado  el rumbo de la recuperación así que no debemos  preocuparnos que Europa también lo hará, llevará tiempo, pero volverá a retomar la senda del crecimiento.

Pero lo importante ahora es el futbol y la copa del mundo…

Así que a festejar, festejen Españoles, festejen, que hay pan y circo para rato!

"Lo importante viene después del trabajo"

Consejos de Fernando Parrado (sobreviviente de los Andes)
Conmovió a 2500 ejecutivos en Expo Management con una recomendación:
“Apoyarse en la familia”
¿Qué conferencista logra hoy colmar un auditorio de 2500 ejecutivos yempresarios, muchos con sus mujeres e hijos presentes y hablar durante unahora y media sin que vuele una mosca?Fernando Parrado, uno de los 16 sobrevivientes de la tragedia de los Andes,a 36 años de aquella historia que asombró al mundo, consiguió anteayer másque eso, conmover a un foro de negocios y capacitación empresarial altransmitir las simples moralejas que le dejaron vivir 72 días en plenaCordillera sin agua ni comida. Su presentación, un monólogo sin golpes bajos acompañadopor videos e imágenes de la montaña, tuvo dos etapas bien diferentes. En laprimera narró, con un relato íntimo repleto de anécdotas, los momentos quelo marcaron de aquella odisea a 4000 metros de altura, en la que perdió abuena parte de sus amigos, además de su madre y su hermana. “¿Cómo esposible sobrevivir donde no se sobrevive?” se preguntó. “Sobrevivimos porquehubo liderazgos, toma de decisiones y espíritu de equipo, porque nosconocíamos desde mucho antes”. Arrojó así un primer disparador.”En la vida el factor suerte es fundamental. Cuando llegué al aeropuerto deMontevideo no daban número de asiento para el avión. A mí me tocó, decasualidad, la fila 9, junto a mi mejor amigo. Cuando el avión chocó en lamontaña, se partió en dos. De la fila 9 para atrás no quedó nada. Los 29 sobrevivientes al primer impacto viajaban en la parte que quedó a salvo y deellos 24 no sufrieron un rasguño. Así, los menos shockeados empezaron aayudar, actuando como un verdadero equipo. Administramos barritas dechocolate y maní al punto de comer un grano por horas cada uno Marcelo,nuestro capitán y líder, asumió su rol para contenernos cuando lepreguntábamos qué pasaba que no llegaba el rescate. Decidimos aguantar. Perodías después el líder se desmoronó. La radio trajo la noticia de que habíaconcluido el rescate. ¿Cómo hubieran reaccionado ustedes? – desafió a laaudiencia -. El líder se quiebra, se deprime y deja de serlo. Imagínense queyo cierro esta sala bajo una temperatura de -14º, sin agua ni comida, aesperar quién muere primero.”Silencio estremecedor de la primera a la última fila.”Ahí me di cuenta que al Universo no le importa qué nos pasa. Mañana saldráel sol y se pondrá como siempre, por lo tanto tuvimos que tomar decisiones.En la noche 12 o 13 nos dijimos con uno de los chicos: – ¿Qué estáspensando?- -Lo mismo que vos- Tenemos que comer y las proteínas están enlos cuerpos. Hicimos un pacto entre nosotros, era la única opción. Nosenfrentamos a una verdad cruda e inhumana”.Desde la primera fila, decenas de chicos llevados por sus padres escuchabanboquiabiertos. Parrado apeló a conceptos típicos del mundo empresarial.”Hubo planificación, estrategia, desarrollo. Cada uno empezó a hacer algoútil que nos ayudara a seguir vivos; zapatos, bastones, pequeñasexpediciones humanas. Fuimos conociendo nuestra “prisión de hielo” hasta queme eligieron para la expedición final, porque la montaña nos estaba matando,nos debilitaba, se nos acababa la comida. Subí aterrado a la cima de lamontaña con Roberto Canessa. Pensábamos ver desde allí los valles verdes de Chile y nos encontramos con nieve y montañas a 360 grados. Ahí decidí quemoriría caminando hacia algún lugar. Entonces sobrevino el momento másinesperado.
Pero esta no es la historia que vine a contar, avisó.
“Contó que su verdadera historia empezó al regresar a su casa, sin su madre ysu hermana, sin sus amigos de la infancia y con su padre en parejanuevamente.” ¿Crisis? ¿De qué crisis me hablan? ¿Estrés? ¿Qué estrés? Estrés es estarmuerto a 6000 metros de altura sin agua ni comida” enfatizó. Recordó undiálogo fundamental que tuvo con su padre -Mira para adelante, anda tras esachica que te gustaba, tené una vida, trabajá, yo cometí el error de nodecirle a tu madre tantas cosas por estar tan ocupado.
“Cerró el discurso determinado:”
Las empresas son importantes, el trabajo lo es, pero lo verdaderamentevalioso está en casa después de trabajar y es “La familia”. No se olviden dequien tienen al lado, porque no saben lo que va a pasar mañana.Una interminable ovación lo despidió de pie.