La realidad Aumentada esta en Aumento!

Durante los últimos meses estamos siendo testigos de cómo la realidad aumentada  se está convirtiendo en un fenómeno que está levantando un gran interés, y que seguro se convertirá en una tecnología habitual en nuestro entorno durante los próximos años.

La realidad aumentada es un tema que está dándose a conocer, existen muchos proyectos en desarrollo y otros que ya están en el mercado. Es una tecnología relativamente nueva que se diferencia de la realidad virtual.

Es una tecnología que mezcla la realidad y lo virtual, esto suena a realidad virtual pero en realidad no lo es, la diferencia es que la realidad virtual se aísla de lo real y es netamente virtual.

Entonces podemos definir la realidad aumentada como el entorno real mezclado con lo virtual la realidad aumentada puede ser usada en varios dispositivos desde ordenadores hasta dispositivos móviles, HTC android e Iphone los dispositivos que ya están implementando esta tecnología.

Componentes de la realidad aumentada

  • Monitor o Pantalla: instrumento donde se verá reflejado la suma de lo real y lo virtual que conforman la realidad aumentada.
  • Cámara Web: dispositivo que toma la información del mundo real y la transmite al software de realidad aumentada.
  • Software: programa que toma los datos reales y los transforma en realidad aumentada.
  • Marcadores: los marcadores básicamente son hojas de papel con símbolos que el software interpreta y de acuerdo a un marcador especifico realiza una respuesta especifica (mostrar una imagen 3D, hacerle cambios de movimiento al objeto 3D que ya este creado con un marcador)

Como ves la realidad aumentada no es una tecnología que requiera ser un experto, de hecho con algunos conocimientos de programación y de diseño se pueden hacer grandes cosas.

Aplicaciones con realidad aumentada

La Appstore ya ha incluido dentro de su tienda aplicaciones que trabajan con realidad aumentada la empresa acrossair,  o layar son algunos de los ejemplos más exitosos. Juegos utilizando esta tecnología serán algo común en los años venideros. La combinación de esta tecnología con el GPS, la geolocalización y la brújula pueden hacer maravillas,  realmente cosas increíbles están por llegar!

Layar, realidad aumentada móvil

El uso de la realidad aumentada en el móvil

Anuncios

El SaaS como nuevo modelo de distribución de Software

El SaaS es  un modelo de distribución de software en donde la compañía de tecnologías de información y comunicación IT provee el servicio de mantenimiento, operación diaria, y soporte del software usado por el cliente. Es tener la información, el procesamiento, los insumos y los resultados de la lógica de negocio del software hospedado en la compañía de IT.

Esta modalidad aún está en pañales en España. Según el informe IDC de 2009 sobre la penetración del modelo SaaS, sólo el 22% de las empresas lo conocen, y tan sólo el 6% lo utilizan. La parte positiva es que el 89% de las empresas que tienen algún componente en modelo SaaS lo siguen utilizando.

En cuanto a las perspectivas de futuro, el mismo informe estima que para 2012 el 18% de las empresas españolas utilizarán el modelo SaaS y el 59% conocerán en qué consiste.

Sin embargo, actualmente las empresas siguen presentando bastantes reticencias a un modelo que no acaban de entender.

El modelo SaaS se fundamenta en una superación del modelo de software basado en la compra de licencias y en la propiedad del software. Existe una importante corriente  de adeptos que piensa que ese modelo ya está obsoleto y que lo que las empresas deben comprar son servicios, no productos. Servicios de valor añadido que resuelvan los problemas empresariales y que se centren en el negocio.

Este modelo, como era de esperar mucho más consolidado en los EE.UU., está penetrando con cierta lentitud en España. Las reticencias de los clientes a adoptar este modelo son básicamente 3:

1.       Geolocalización: ¿dónde están mis datos?

2.       Seguridad: ¿Cómo sé que mis datos van a estar seguros?

3.      Pago recurrente: ¿Por qué tengo que pagar todos los años por algo que ya tengo?

La primera de las objeciones que ponen las empresas al modelo SaaS es quizás la más fácil de rebatir intelectualmente, aunque la más difícil de vencer emocionalmente. Todos podemos comprender que es indiferente dónde se encuentren físicamente los datos de una empresa siempre que estén accesibles en la forma y manera que se desee. Y sin embargo aún sigue imperando en muchos empresarios el factor sicológico de ceder la gestión de los datos corporativos a terceras empresas. Es como digo una cuestión sicológica, cuyo principal factor de influencia es el miedo ante la (aparente) falta de control sobre la información corporativa. Contra esta sensación, esta percepción, la única receta es tiempo y evangelización del modelo.

Rebatir la objeción sobre la seguridad de los datos es mucho más fácil. ¿Acaso no estarán más seguros los datos en empresas cuyo negocio depende exclusivamente de que los datos de sus clientes estén seguros? La clave es elegir una empresa sólida, fiable y que ofrezca unos excelentes niveles de SLA. Las empresas no pueden (o no deberían) invertir en caros sistemas redundantes, complejos algoritmos de backup y protocolos ante desastres naturales. Ese sector es ya tan complejo e importante como para que haya empresas especializadas en estos sistemas. Dejemos pues que estas empresas se encarguen de la seguridad de nuestros datos para que nosotros podamos centrarnos en nuestro negocio.

La tercera reticencia, referente al pago recurrente del modelo SaaS, se basa en una falacia. Y esa falacia es pensar que al adquirir un software en modelo tradicional no existen pagos recurrentes. Como sabemos el modelo SaaS se basa en el pago por uso: a través de un pago mensual, el cliente tiene acceso al software a través de un navegador, sin tener que preocuparse de compras de licencias de software, compras de servidores para instalar el software, actualizaciones de software, mantenimiento, etc. Ese pago mensual es el único coste de la plataforma, con lo que no existen costes ocultos y por tanto las empresas pueden realizar sus proyecciones de gastos sin sobresaltos de última hora.

En un modelo tradicional se argumenta que, una vez compradas las licencias, ese software ya es propiedad del cliente y no hay otros gastos recursivos. Falso.

Para empezar, la mayoría de los programas de software (sobre todo los orientados a la gran cuenta), exigen un mínimo de entre el 18% y 20% del total de las licencias adquiridas en concepto de mantenimiento. Ese coste no es desglosable, y es recurrente todos los años.

Además, el hecho de tener un sistema de software en propiedad hace que tengamos que tener personal de mantenimiento asociado, para afrontar posibles problemas, realizar actualizaciones del software, etc., lo que supone un coste empresarial recurrente. A eso se suma que los servidores que alojan ese software deben tener un mantenimiento periódico (limpieza, optimización, etc.) lo que supone otro coste recurrente.

Cuando uno hace números, el modelo SaaS es más rentable económicamente que el modelo de propiedad.

En resumen, una vez que el mercado pueda entender y superar las iníciales reticencias a un modelo nuevo, las expectativas para el futuro del modelo SaaS son más que halagüeñas.

Del disco duro a la Red

La computación en nube es un concepto general que incorpora el software como servicio, tal como la Web 2.0 y otros recientes, también conocidos como tendencias tecnológicas, donde el tema en común es la confianza en Internet para satisfacer las necesidades de cómputo de los usuarios.

Quizá sin saberlo, el usuario está moviéndose en la nube (cloud, en inglés), que es como ya se conoce al territorio virtual formado por todo aquel software y aplicaciones que funcionan desde fuera del ordenador, ya sea fijo, portátil o un teléfono móvil. Están alojados en servidores ubicados en algún lugar indeterminado pero son accesibles desde todas partes. El terminal se convierte así en un simple medio para enchufarse a esa nube de computación.

Gracias en parte a la difusión de un mayor ancho de banda y mejores conexiones inalámbricas (wifi), la nube es el ámbito en el que se desarrollan la mayoría de las actividades cotidianas ante una pantalla. De hecho, un 69% de los usuarios de Internet ha almacenado información en la Red o ha empleado alguna aplicación de software online, según un estudio de 2008 del Pew Internet & American Life Project.

Algunos expertos vaticinan un futuro en el que prácticamente todos nuestros objetos personales (fotografías, vídeos) y culturales (películas, discos…) estarán en la nube, es decir, en un entramado de servidores. Así, nuestras pertenencias digitales y herramientas empresariales estarán disponibles en todo momento a través de cualquier dispositivo con acceso a la Red.

Surge en conjunto un nuevo tipo de consumo cultural abundante, fragmentario y, sobre todo, inmediato. Se acaba la escasez y se quiebra el vínculo con el soporte físico. Es un cambio de paradigma: “Los dispositivos pasan de ser elemento central a ser medio para el acceso”, según Roberto Balaguer, especializado en el impacto social de las tecnologías de la información. “Pasan de funcionar como continentes a actuar como enganches en la nube”.

Un nuevo entorno que el jefe de arquitectura de software de Microsoft, Ray Ozzie, ha definido así en The Economist: [el cloud hará posible] “un medio en el que todos tus dispositivos se unirán, gestionados a través de la web como un todo”. En esa dirección va el nuevo proyecto de Google para septiembre: Google Wave, un ambicioso servicio que aunará email, chat, wiki, procesadores de textos, mapas, vídeos y fotografías, además de red social y permitirá trabajar en grupo.

Google, la gran valedora de la computación online ya se ha lanzado a la conquista de este entorno. Su gran apuesta es el sistema operativo Chrome Os, diseñado para trabajar en la nube. Está pensado para netbooks (ultraportátiles), será de código abierto basado en Linux y se descargará gratis desde la Red. “Queremos que sea rápido y ligero, que se ponga en marcha y te conecte a Internet en segundos. La interfaz será basica porque la mayor parte de la actividad se desarrolla en la web”, según el blog de Google. Chrome OS llegará en 2010.

Microsoft, rey de los sistemas operativos preinstalados en los terminales (algo así como lo opuesto a la nube), ya ha respondido. A partir de 2010 ofrecerá gratis en Internet versiones sencillas del programa Office para netbooks. Incluirán el procesador de textos (Word), la hoja de cálculo (Excel), las presentaciones (PowerPoint) y el reconocimiento de texto (OneNote). Se financiará con anuncios, como hace Google.

El cloud también ofrece facilidades en la gestión de los centros de datos de las empresas. Cada vez más empresa utiliza sistemas Opensource en muchas de sus aéreas de negocio, por ejemplo la utilización de Openbravo ERP, herramientas CRM como Vtiger o sistemas de comunicaciones sobre IP basados en Elastix.

En cualquier caso, la desmaterialización de los bienes culturales, personales y empresariales parece irreversible. “Habrá nube y almacenamiento local de bienes digitales”, prevé Carr, “pero no creo que lo sólido tenga mucho futuro”.

¿Spotify para el iPhone?

El servicio de música Spotify, nacido en Suecia pero que se ha convertido ya en uno de los fenómenos de Internet en Europa y EE UU, está listo para asaltar el iPhone. Según un artículo de la web TechCrunch, los chicos de Spotify han elaborado un vídeo en el que muestran cómo funciona la nueva aplicación de esta web musical para el dispositivo de Apple. El programa podría estar listo en las próximas semanas.

Una de las atracciones del servicio es que funcionará incluso sin conexión; la aplicación guarda la cache (una serie de datos que quedan en el dispositivo después de entrar a una web) y permite disfrutar de las últimas canciones sin estar en Internet.

Apple ya ha permitido que un servicio de radio por Internet, Last.FM, tengo su propia aplicación para el dispositivo, pero Spotify actúa de forma diferente: reproduce las canciones que el usuario desea en cada momento, por lo que es muy parecido al servicio de iTunes de la compañía de la manzana.

Pero según señala TechCrunch Apple ya tiene suficientes ganancias con su tienda online, por lo que Spotify no sería ninguna amenaza real; además, el servicios de música por Internet requerirá una suscripción premium para poder disfrutar de ella desde dispositivos móviles.
Via: El Pais

Estrategia de Windows, nueva apariencia para el MSN Web Messenger

Según anuncia Microsoft en su blog, el 30 de junio de 2009 darán de baja el antiguo servicio de Web Messenger para poner en práctica el nuevo Windows Live Hotmail worldwide, el cual permitirá chatear directamente desde la bandeja de entrada de Hotmail o desde la lista de contactos. No será necesario ir a (http://webmessenger.msn.com/), podernos ir directamente a Windows Live People (también conocido como “tu lista de contactos”) en http://people.live.com/ y logearnos en Messenger para poder disfrutar de este servicio.
Este es otro de los pasos de Microsoft para lograr fusionar Hotmail con MSN y transformarse en una gran red social de usuarios interconectados, ¿podrán ganarle terreno a facebook con esta estrategia?

Google saca una aplicación movil para saber: ¿donde estas en todo momento?

“¿Dónde estás?”, es una de las preguntas más habituales que se repiten diariamente a través del móvil y que ha inspirado la creación de Latitude, una nueva aplicación que permite saber dónde se encuentran tus amigos situándolos en un mapa de Google Maps. La verdad es que Latitude asusta, suena a Gran Hermano, pero Google quiere dejar claro que el usuario mantiene un control completo de su privacidad, permite activar y desactivar la aplicación en cualquier momento, y que sólo da acceso a la ubicación de quien ha aceptado ser localizado previamente.
Latitude no indica una posición exacta pero sí permite saber aproximadamente dónde están tus contactos en un momento determinado. El objetivo es poder encontrar amigos en grandes aglomeraciones o ayudarles cuando no encuentran determinada dirección, así como propiciar citas espontáneas. “Veo que está cerca de mi oficina, ¿quedamos a comer?”, por ejemplo. Para usar esta aplicación hay que conectarse a google.es/latitude y descargarse la última versión de GoogleMaps para móviles.
A continuación se envían invitaciones a los contactos de la agenda que deben aceptar la solicitud. En cada momento, el usuario puede mostrar u ocultar la información a su red de contactos. Además, el sistema sólo almacena la última ubicación vinculada. En el momento que se desactiva Latitude, todo rastro desaparece completamente, según explica la compañía en su nota de prensa.
Una vez activado, el sistema permite situar los contactos en el mapa o en una lista y da la opción de contactarlo pinchando directamente en el icono bien a través de mensaje de texto, un correo electrónico o con una llamada.
Google Latitude funciona por el momento con la mayoría de los BlackBerry en color, dispositivos con Windows Mobile 5.0 o superior, buena parte de los Symbian S60 (Nokia), y en los móviles Sony Ericsson con tecnología Java 2 Micro Edition (J2ME). Esta aplicación pronto estará disponible en iGoogle y en dispositivos con el sistema operativo Android.