La mitad de los usuarios ‘googlean’ su propio nombre

El 47% de los estadounidenses confiesa haber buscado su nombre en Google.

Buscarse en Google está de moda!!!

Se suele decir que si te buscas en google y no te encuentras entonces no eres nadie. El Wall Street Journal ha publicado un artículo precisamente sobre este tema: You’re a Nobody Unless Your Name Googles Well. En Estados Unidos es una práctica habitual buscar los nombres de personas en internet para contrastar datos o ampliar información.Cada vez son más los ciudadanos estadounidenses que lo hacen, según un informe elaborado por Pew Internet and American Life Project. Hasta el 47% de los usuarios adultos estadounidenses han buscado su nombre en Google, lo que supone más del doble respecto a 2002, cuando un 22% de los usuarios probaron fortuna introduciendo su nombre en Google.
Los autores del estudio consideran que todavía hay un gran número de población que nunca ha buscado su nombre, ya que el 60% de los usuarios no están preocupados por el alcance que pueda tener la información que aparezca sobre ellos mismos en Internet. Tan sólo el 4% de los encuestados ha encontrado información sobre si mismo que consideran vergonzosa.
Otro de los datos que desvela el informe es que los usuarios tienen maneras de espía. Hasta el 53% de los usuarios estadounidenses ha buscado el nombre de amigos, familiares o conocidos.

Anuncios

Google Profile

Google continúa dando pasos para integrar todos sus servicios. El gigante que ya cuenta con servicios de vídeo, correo electrónico, buscador o geolocalización da un paso más mediante un sistema de perfiles que proporcionará información personalizada de cada producto de Google.
Los usuarios compartirán la información que quieran facilitar, el objetivo es presentarse a los otros habitantes del universo Google. Los parámetros a rellenar incluye un seudónimo -el nombre real puede facilitarse sólo a los contactos-, ocupación, ubicación, enlaces de-interés -por ejemplo, el blog del usuario-, una fotografía y una breve descripción del sujeto.
El tiempo dejará los pros y contras que puede tener este sistema, pero lo que deja claro es que Google siendo un gigante en expansión. Tanto que ya en EE UU circulan estudios comparativos respecto a otro de los intocables, Microsoft .

Internet doblará el tráfico de datos cada año hasta 2011

El vídeo y la televisión IP serán los principales consumidores de ancho de banda, según Cisco
La cantidad de datos que circulan por Internet se va a multiplicar por cinco en el periodo de 2006 a 2011, debido especialmente al vídeo de alta definición y la penetración de la banda ancha. Esta es la conclusión de un estudio realizado por Cisco, uno de los principales proveedores de equipos sobre los que se construyen las redes IP, en el que se ha comprobado que el tráfico de Internet se va a doblar cada dos años hasta 2011.
El mayor impulsor de este crecimiento son los usuarios particulares, que van consumir más ancho de banda que las empresas a partir de 2008. El tráfico de los consumidores crece a un ritmo del 58% anual frente al 21% de las empresas.
A partir de 2011 el tráfico IP generado por los usuarios particulares superará los 17 Exabytes al mes, según señala Cisco. Este aumento del tráfico se explica principalmente por el auge de los contenidos de video y los servicios de televisión a través de Internet (IPTV) como son el vídeo bajo demanda.
Entre 2007 y 2011 se prevé que el consumo de vídeo a la televisión a través de redes IP crecerá aun ritmo de 10 puntos al año. En principio el modelo que se impone es de Internet al ordenador, pero pronto se verá superado, en concreto en el 2009, por las descargas directas de Internet a la televisión.
Redes P2P
El otro gran consumidor de ancho de banda serán las redes de intercambio de archivos entre particulares, conocidas como P2P, que seguirán creciendo con fuerza en los próximos años, según las previsiones de Cisco. En concreto, la compañía calcula que en 2006 las redes P2P representaban un tráfico de 649 Petabytes al mes y llegarán a 2.836 Petabytes mensuales en 2011, debido a la mayor penetración del ancho de banda y la extensión de esta tecnología para la distribución de ficheros de video y de contenidos de televisión.
En cualquier caso, las redes P2P van a perder importancia en cuanto al porcentaje real de todo el tráfico de Internet, debido a la mayor importancia del streaming (transmisión desde la web) y las descargas, que van a pasar de representar el 9% del tráfico de los particulares en 2006 al 39% en 2011.
Fuera de Internet
Las redes periféricas serán las que más ancho de banda gestionarán en estos años, más que las redes de backbone, las que componen la espina dorsal de Internet. De hecho, Cisco cree que la mayor parte del tráfico se va estar fuera de Internet propiamente dicho.
En 2011, el 40% del tráfico de los consumidores correrá sobre Internet, mientras que el 60% será tráfico distribuido a través de infraestructuras de operadores de telecomunicaciones o de servicios de vídeo específicos.
Este es uno de los cambios más radicales en las redes IP pues en 2005, Internet enlutaba el 80% del tráfico IP.

Internet, el fin de la regla del 80/20

En el verano de 1870, un matemático economista y sociólogo italiano llamado Wilfredo Pareto comienza a estudiar en su despacho de la universidad de Suiza las pautas de distribución de riqueza y rentas en Inglaterra durante el siglo XIX. Este concluyo que la distribución de la riqueza era efectivamente muy desigual en Inglaterra: la mayor parte de la riqueza iba a una minoría de personas. Cuando calculó las proporciones exactas descubrió que aproximadamente el 20% de la población poseía el 80% de la riqueza. Más aun cuando comparo esos porcentajes con los de otras naciones y regiones, comprobó que la proporción seguía siendo la misma. Pareto había descubierto que hay una relación matemática predecible entre las pautas de la distribución de la riqueza y la población, algo que llamo “law of the Vital Few” (ley de los pocos vitales).
En 1949 un lingüista de Harvard, George Zipf, descubrió un principio similar en las palabras. Observo que mientras algunas palabras se usaban muy a menudo, muchas o la mayoría se usaban pocas veces. Zipf también observo que esa relación era sin duda predecible. Y coincidía con la curva de riqueza de Pareto.
En marketing la manifestación mas conocida de las distribuciones de Pareto/Zipf es la regla del 80/20, usada a menudo para explicar que el 20% de los productos genera el 80% de los ingresos, o que el 20% de nuestro tiempo genera el 80% de nuestra productividad, o cualquier otra situación que comparta esta característica de una minoría que genera una repercusión desproporcionada.
La regla del 80/20 ha sido siempre comprendida de forma errónea, por tres razones. En primer lugar, esa proporción casi nunca es exactamente 80/20. la mayor parte de los mercados de gran inventario tiene una proporción de 80/10 o incluso menos (nomás del 105 de los productos genera el 80% de las ventas). Pero si nos preocupa que el 80/10 no sume 100, descubriremos la segunda confusión acerca de la regla. Las cifras 80 y 20 son porcentajes de diferentes cosas, por eso no tienen que sumar 100. Una es un porcentaje de productos, la otra un porcentaje de las ventas. Peor aún, no hay ninguna regla convencional sobre cómo expresar la relación entre los porcentajes ni qué variable se mantiene constante. Decir que un mercado tiene una proporción de 80/10 (10% de los productos genera el 80% de las ventas) puede ser lo mismo que decir 95/20 (20% de productos que genera el 95% de ventas.
La gente la interpreta mal porque se usa para describir diferentes fenómenos. La definición clásica es sobre productos e ingresos, pero la regla vale también para productos y beneficios.
Uno de los errores mas graves en suponer que la regla del 80/20 es una invitación a producir solo el 20% de los bienes que generan la mayor parte de las ventas. En esta nueva economía donde Internet juega un papel muy importante como nuevo canal de distribución no podemos producir solamente el 20% de los productos. Aun cuando ese 20% genere el 80% de los ingresos, esa no es razón para dejar de producir el otro 80%. Los nuevos mercados on line con una curva de demanda mucho más aplanada y con una cola mas larga, donde los costes de inventarios son bajos, nos incentivan a producir de todo, prescindiendo del volumen de ventas. Quizás, con buenas búsquedas y recomendaciones, un producto situado entre el 80% de los menos populares puede pasar al grupo del 20% de los mas vendidos.

Fuente: The Long Tail, Chris Anderson