Los fabricantes de pilas se ponen las ídem

Todos los componentes del mundo tecnológico avanzan al ritmo sincopado de la Ley de Moore. ¿Todos? No. Las baterías siguen siendo la gran rémora del universo gadget, inalámbrico por vocación, móvil por definición. Hoy enfrentamos dos soluciones para llevar la energía a todas partes: las pilas recargables vía USB y el cargador portátil sin enchufes.

Las pilas recargables no han tenido todo el predicamento que se merecen porque utilizan un aparatoso y antiestético cargador. El fabricante americano USB Cell ha hecho de la necesidad virtud y ha lanzado unas pilas que llevan incorporado un conector USB, de modo que se recargan aprovechando los 5 voltios de corriente eléctrica del puerto del ordenador. Las pilas pueden utilizarse luego en el teclado o en el ratón inalámbrico del propio equipo, de modo que todo queda en casa.

Anuncios