Pan, Circo, Crisis y Futbol.

Desde hace aproximadamente 9 años que vivo en Madrid, algo que hice prácticamente sin querer, una aventura que comenzó luego de un  extenso viaje de fin de curso que duro prácticamente 7 meses y en el cual  tuve la oportunidad de conocer muchos países de varios continentes con mis compañeros de carrera y amigos de siempre.  

Por esa época, en mi país (Uruguay) y en la región, sucedían cosas similares a las que hoy día están sucediendo en Europa y en particular España,  como si esta película la hubiese visto anteriormente pero en otro continente y con otros actores.  ¿Será que la vida al igual que la economía es cíclica?

Por aquellos tiempos se vivía  el mundial de 2002, el euro empezaba su rodamiento en Europa y la crisis financiera azotaba Latinoamérica  acusando el efecto tequila y Asiático. Esto provocó el colapso del sistema financiero que desembocó en el famoso “corralito” Argentino y que generó un  efecto dominó en toda la región. 

Se fueron a  la quiebra varios bancos comerciales  de la zona, y muchas personas perdieron  de forma repentina los ahorros de toda una vida. También por esos tiempos se desplomaban las bolsas latinoamericana y americana (que es de referencia  por aquellos lugares) y los niveles de desempleo tocaban máximos históricos  llegando al  30% de la PEA,  la inflación superaba los 2 dígitos.

Por otro lado se sucedían varios escándalos por casos de corrupción en el gobierno, paros generales de casi todos los sindicatos laborales  y unos valores inmobiliarios que se desplomaban  rozando valores muy por debajo de los que tenemos actualmente.  

¿Les suena a algo esto?

Manifestando la Crisis año 2002

Por esa época y en el campeonato del mundo de Corea Japón, uno de los damnificados por la aquella crisis conquista el máximo galardón de ese evento, el gigante de la región se hace con su quinta  copa del mundo.

¿Será  que existiese una correlación  inversa entre el deporte y la economía?

Brasil Campeón 2002

Últimamente en España estamos viviendo en una euforia mediática futbolera y deportiva en general,  lo cual a mi entender, ayuda a  disimular los males de un sistema económico que atraviesa uno de los peores momentos de la historia de Europa, incluso con algunos indicadores a valores comparables de la época de la post guerra.

Si España saliese campeona del Mundo  (en caso de no ser Uruguay seria una satisfacción enorme) tendremos diversión -distracción- hasta finales de año,  festejos hasta luego del verano, llegan las navidades y se nos fue el 2010…

Por detrás de toda esta alegría, pasaremos un ajuste fiscal  importante, un incremento del IVA, con la consecuente retracción del consumo, una retracción sobre la inversión pública,  valores inmobiliarios  que continúan desplomándose, mentiras encubiertas sobre datos económicos, inestabilidad y desplome de las bolsas,  además de la caída del Euro hasta el punto de dudar sobre su futuro, el desempleo en aumento…  etc etc…

Toda esta euforia deportiva viene más que bien para ganar tiempo,  que es lo que el gobierno necesita,  tiempo para que el capitalismo cumpla su propio ciclo, tiempo para hacer los deberes y los ajustes necesarios de cara a retomar la senda del crecimiento económico. Tiempo para tomar medidas que a nadie le gusta. Y cuanto más distraídos estemos mejor!

Pero quedaros tranquilos, que es bien sabido que  las crisis económicas son cíclicas, y que como muchos otros males, pasan. Luego de años y de mucho sufrimiento por los ajustes,  América Latina parece que ha  encontrado  el rumbo de la recuperación así que no debemos  preocuparnos que Europa también lo hará, llevará tiempo, pero volverá a retomar la senda del crecimiento.

Pero lo importante ahora es el futbol y la copa del mundo…

Así que a festejar, festejen Españoles, festejen, que hay pan y circo para rato!